Shop

Un día en la vida del editor de una revista de simulación: Gabriel Reedy

Redazione SIMZINE
Cite Un día en la vida del editor de una revista de simulación: Gabriel Reedy icon
Share Un día en la vida del editor de una revista de simulación: Gabriel Reedy icon
$title

Gabriel Reedy, redactor jefe de Advances in Simulation, comparte su singular trayectoria de aspirante piloto a destacado académico y editor, revela los retos cotidianos de compaginar las tareas editoriales con una carrera académica y habla del futuro de la simulación en la atención sanitaria. Entre sus prioridades, la innovación y las colaboraciones globales para mejorar la formación y los resultados de la atención al paciente.

DOI: https://doi.org/10.69079/simzine.H24.n14.00017

En la intersección de la educación sanitaria y la simulación encontramos a Gabriel Reedy, redactor jefe de Advances in Simulation y profesor de Educación Clínica en el King’s College de Londres. Psicólogo colegiado, Reedy combina su experiencia en psicología con su pasión por mejorar la forma en que los equipos sanitarios aprenden y colaboran en entornos simulados. Desde que asumió el liderazgo al principio de la pandemia de 2020, ha dirigido la revista a través de importantes retos mundiales.

En nuestra conversación, el profesor Reedy comparte su trayectoria desde aspirante a piloto de líneas aéreas hasta dirigir una importante revista científica sobre simulación, reflexiona sobre los retos de compaginar las tareas editoriales con una carrera académica y habla sobre la misión de la revista de ampliar los límites de la ciencia y la práctica de la simulación. Esta entrevista ofrece una visión entre bastidores del impacto de la revista en la educación sanitaria mundial y la visión del profesor Reedy sobre su futuro.

Gabriel Reedy

Catedrático de Educación Clínica en el King’s College de Londres, Reino Unido. Es psicólogo colegiado y miembro asociado de la Sociedad Británica de Psicología. Sus investigaciones se centran en cómo aprenden y trabajan juntos los profesionales sanitarios, especialmente en entornos simulados.

Email

Linkedin

Twitter

Hola Gabe, gracias por acompañarnos en esta breve entrevista. Nos gustaría presentar los entresijos de la revista que diriges y ofrecer una visión desde la perspectiva del redactor jefe. Ser EiC de una revista científica no es tarea fácil. ¿Cuándo te incorporaste a la revista y cómo es tu día a día como redactor jefe?

Me incorporé a la revista como miembro del consejo editorial en 2016, cuando se lanzó la revista, trabajando con la profesora Debra Nestel, la redactora jefe fundadora y mi mentora. Asumí el cargo de redactor jefe a principios de 2020, pocas semanas antes de que comenzara la pandemia. Como todos los que trabajamos en la redacción de revistas académicas, mi función de redactor jefe se suma a mi trabajo a tiempo completo como académico. Soy profesor en el King’s College de Londres, en el Reino Unido, donde investigo sobre simulación y formación en profesiones sanitarias, y dirijo un programa de máster para profesionales de la salud. Así que mi día es muy variado y nunca es igual. Sin embargo, casi siempre es una combinación de las cosas que me gusta hacer: leer, escribir, diseñar, planificar e investigar, enseñar, facilitar y, cada vez más, apoyar y dirigir equipos de colegas que hacen esas cosas.

¿Siempre quisiste ser redactor jefe de una revista científica o fue casualidad?

Bueno, quizá no siempre. Este papel no es algo con lo que soñara de niño, pero probablemente porque no sabía que existía. (En realidad, quería ser piloto de avión desde que tenía 11 años, la primera vez que me subí a un avión. Todavía está en mi lista). Me licencié en Filología Inglesa y me he dedicado a la escritura y la lectura académica desde el instituto. De ahí pasé a la industria tecnológica como redactor y formador, ayudando a hacer más comprensibles conceptos técnicos difíciles. Cuando me convertí en académico, supe que quería que la publicación académica fuera una parte importante de mi trabajo. Siempre he disfrutado ayudando a la gente a desarrollar su escritura académica: es una parte de mi trabajo que siempre me ha parecido muy satisfactoria. Y eso es gran parte de lo que hacemos como editores.

¿Cuál es la parte más difícil de tu trabajo? ¿Y la más frustrante?

Creo que la parte más difícil de mi trabajo tiene que ser enviar esas cartas con la decisión de «rechazo» en ellas. A nadie le gusta que le digan que su trabajo no es apto para ser publicado, sobre todo porque la publicación es una parte muy importante de las funciones académicas y clínicas que muchos de nosotros desempeñamos. Cada vez que rechazo un manuscrito, recuerdo lo que siento cuando yo misma he recibido ese mensaje (sí, ¡hasta los redactores jefe tienen manuscritos rechazados!). Pero trato de canalizar ese sentimiento en comentarios para los autores que expliquen la decisión y les ayuden a mejorar su trabajo. Creo que lo más frustrante para mí es que mucha gente no se da cuenta de que prácticamente todos los que desempeñan funciones editoriales en revistas académicas hacen ese trabajo además de su «trabajo diario». Cada revisor, cada editor en todos los niveles, hace este trabajo porque quiere hacer una contribución al campo de la simulación sanitaria. Por eso, cuando los autores se quejan de lo largo que es el proceso de revisión, me frustra. Todos los revisores, editores asociados y editores senior hacen su trabajo como voluntarios.

¿Cuál es el mejor artículo que has leído en el ámbito de la simulación y por qué? Sé que no es una pregunta fácil

Nunca respondo a este tipo de preguntas, ¡no me gustan! (¡Ni siquiera puedo decirle cuál es mi tipo de helado favorito!) ¿A qué nos referimos con mejor artículo? ¿El mejor cómo? ¿El más citado? ¿El mejor escrito? ¿El más impactante? ¿Pero para quién? Podría citar algunos que realmente han influido en mi práctica. También podría señalar algunos artículos increíbles que realmente me han hecho pensar de forma diferente, y algunos manuscritos que pido a mis alumnos que lean cuando están aprendiendo sobre aspectos concretos de la simulación. Pero para mí no existe el mejor artículo que haya leído nunca. Creo que la literatura científica siempre tiene que considerarse en su contexto, y nos basamos en ella de forma que sirva de apoyo y a la vez se vea mejorada por la literatura posterior. Para mí, pensar ahora en un artículo fundacional o seminal me parece una concepción anticuada de cómo funciona la ciencia, y nuestro campo es demasiado complejo y diverso para esa forma de pensar. La comunidad de la simulación sanitaria es tan amplia, tan diversa y abarca tantas especialidades que la pregunta no me sirve.

Me encanta tu respuesta y nos inspiraremos en ella para modificar las preguntas para el próximo invitado de este espacio. ¿Puedes describir Advances in Simulation (AiS) en pocas palabras? Nos gustaría saber cómo lo ve su EiC.

Mi enfoque como redactor jefe de AiS es que busco que realmente vivamos la misión y los valores representados por el título de la revista. Queremos contribuir a ampliar los límites del campo, ayudarnos a todos los miembros de la comunidad a hacer cosas nuevas e interesantes con la ciencia y la práctica de la simulación. Queremos empujarnos a nosotros mismos a pensar de nuevas maneras, a pensar cuidadosa y críticamente sobre cómo y por qué hacemos lo que hacemos. Queremos aprender e inspirarnos en ideas de otras disciplinas y campos. Y queremos que todo ello nos ayude a mejorar la formación de nuestros colegas, a cuidar mejor de los pacientes, de los clientes y de los demás, y a mejorar la asistencia sanitaria y social. Creo que otra cosa que queremos hacer, y me refiero a todos los que formamos parte del equipo editorial, es ayudar a desarrollar estudiosos, investigadores y escritores en este campo, para ayudarles a ser mejores investigadores y escritores. Porque cuando nos ayudamos mutuamente a aprender, crecer y desarrollarnos, mejoramos la investigación y avanzamos en este campo.

¿Qué alcance crees que tiene Advances in Simulation en el campo de la simulación?

Hace poco describí la simulación sanitaria a un colega como un campo que tiene un pie en tradiciones bastante diferentes. En primer lugar, por supuesto, nuestro campo tiene un componente académico. Muchos de nosotros desempeñamos funciones académicas tradicionales, por lo que existe el impulso y la necesidad de pensar en la publicación académica y contribuir al campo de esa manera. E incluso en ese componente académico tenemos antecedentes disciplinarios muy diferentes: educación, psicología , humanidades, biociencias, ingeniería , mejora de la atención sanitaria y, por supuesto, todas nuestras especialidades académicas clínicas, entre muchas otras. Pero también está el lado profesional de nuestra comunidad, la gente que utiliza la simulación semanalmente en entornos clínicos y asistenciales de todo el mundo, para hacer cosas que mejoren la asistencia y la hagan más segura. Muchos de nosotros estamos a caballo entre estos dos mundos. Y creo que esto es lo mejor de Advances in Simulation: que sirve a todo el campo de la simulación en la asistencia sanitaria. Nuestro objetivo es acercar la ciencia de la simulación de la más alta calidad a todos los profesionales del sector, independientemente de si trabajan en una universidad o en una clínica comunitaria. El año pasado se descargaron casi medio millón de artículos de Advances in Simulation, ¡y estoy muy orgulloso de ello! Si sólo estuviéramos disponibles en las bibliotecas universitarias, eso no habría ocurrido. Pero como somos de libre acceso, podemos llegar a un público muy amplio.

Advances in Simulation es la revista oficial de la Sociedad Europea de Simulación (SESAM). ¿La considerarías entonces una revista europea?

Aunque seamos la revista oficial de la SESAM, somos en gran medida una revista internacional. Nuestro equipo editorial y nuestro consejo asesor están representados en todo el mundo: América del Norte y del Sur, Europa, África, Asia y Australia. La revista es copropiedad de la editorial (BMC Springer Nature) y de la sociedad, y ambas se centran en el progreso de la ciencia, venga de donde venga. Y, como redactor jefe, ¡ese es también mi objetivo! Otro aspecto interesante de las publicaciones académicas que quizá la gente no conozca es que todas las decisiones empresariales sobre la revista están completamente separadas de nuestras decisiones editoriales, de modo que lo que se somete a revisión por pares y se publica está completamente separado de cualquier otra decisión.

¿Y cuál es tu visión y esperanza para este próximo periodo en la vida y crecimiento de la revista?

Los próximos dos años serán muy emocionantes para nuestra revista. Estamos a punto de dar la bienvenida a un nuevo editor senior a nuestro equipo, y estamos a punto de lanzar otra colección especial (¡estén atentos al anuncio!). También llevamos ya el tiempo suficiente como para que los manuscritos que hemos publicado se citen ampliamente en otras revistas y se utilicen en todo el mundo, y esperamos que pronto esto signifique que obtendremos nuestro primer factor de impacto. Será un paso emocionante para nosotros.

¿Cuál es la relación de Advances in Simulation con los social media y qué tipo de comunicación adopta para promocionar los artículos?

Las redes sociales son interesantes para nosotros porque, en este momento, el panorama es muy dinámico. Twitter ha sido muy popular entre los académicos y ha ayudado a difundir ideas por todas partes, pero en su versión actual la plataforma «X» se ha vuelto problemática y muchos la han abandonado por razones comprensibles. Para muchos de mis colegas, no está claro qué va a surgir para llenar el vacío. Pero seguimos tuiteando mucho, como editores individuales y como revista, para compartir nuevas publicaciones. También compartimos noticias y nuevas publicaciones en Linkedin. Tenemos una asociación fantástica con Simulcast , que organiza regularmente un club de revistas con manuscritos publicados en Advances in Simulation y en otras revistas de simulación. Es fantástico y recomiendo encarecidamente suscribirse.

¿Qué consejo darías a los jóvenes simulacionistas y educadores para que publiquen su artículo en tu revista?

Esta es una de las preguntas que más me hacen como editor. Tengo algunos consejos para la gente que se encuentra en esta situación. Creo que el punto de partida es leer los artículos de AIS, sobre todo los más recientes, e intentar inspirarse en ellos. Fíjese bien en los tipos de artículos del sitio web y asegúrese de enviar su trabajo de acuerdo con lo que buscamos en cada tipo de artículo. Tenemos que ver si tu manuscrito encaja en esas categorías y debe incluir lo que pedimos, o tu manuscrito no se publicará; ¡te sorprendería saber cuánta gente no lo comprueba! Por último, las directrices para la presentación de informes son tus amigas. Como digo a menudo, recuerde que son directrices, no líneas de tranvía: no se limite a todo lo que aparece en ellas, pero utilícelas para mantenerse honesto y riguroso tanto en la realización como en la presentación de su investigación. Y, por último, asegúrese de justificar con argumentos sólidos la aportación de su manuscrito a la ciencia. No dé por sentado que por ser el «primer estudio de este tipo» se publicará automáticamente.

¿Cómo seleccionas a tus revisores? ¿Qué consejos darías a los científicos noveles interesados en ser revisores de revistas?

La revisión es muy importante para todo el proceso de publicación académica. Sin la revisión por pares, la literatura científica revisada por pares no existiría. Así que, por favor, ofrézcase voluntario para revisar. Seleccionamos a los revisores en función de varios factores. Principalmente, buscamos colegas que sepamos que investigan en el área y que también hayan publicado en el área específica de simulación que queremos revisar. Como punto de partida, utilizamos nuestras redes de contactos: gente que conocemos en las reuniones, gente a la que vemos escribir y publicar en el campo. Y pedimos a todo el mundo que nos recomiende a colegas que quizá no conozcamos tan bien, que son investigadores que están empezando en el campo, para que puedan adquirir experiencia en el proceso. Las mejores revisiones ayudan a los autores a pensar de forma diferente sobre su trabajo y a someterlo a escrutinio. Así, en lugar de desmenuzar el texto y corregirlo línea por línea, señalan aspectos que los autores pueden no haber tenido en cuenta; recuerdan a los autores otra bibliografía que pueden no haber citado; señalan posibles problemas o preocupaciones con el proceso de investigación; o destacan las conexiones entre el trabajo y otras investigaciones o prácticas. Si piensa en las revisiones de este modo, los editores se lo agradecerán, ¡y usted mismo aprenderá mucho sobre cómo diseñar su propia investigación y publicar su propio trabajo!

¿Cuáles crees que son los mayores retos a los que se enfrentan hoy en día los editores en el campo de la simulación y la educación?

Creo que, sin duda, el mayor reto al que todos nos enfrentamos ahora es que las expectativas sobre nosotros están aumentando drásticamente y ninguno de nosotros tiene el tiempo que solía tener. Creo que esto es aún más cierto desde que COVID-19 trastocó por completo nuestras vidas personales y profesionales. Todos trabajamos muy duro en nuestro «trabajo diario», ya sea clínico, académico o en la práctica de la simulación, y tenemos que esforzarnos mucho para que las cosas sigan funcionando en los distintos servicios a los que estamos asociados. Esto hace que sea muy difícil innovar, ya sea en la investigación o en la práctica, y también hace que sea muy difícil participar en publicaciones académicas, ya sea como revisor o editor. En nuestro caso, eso significa que nos cuesta mucho encontrar revisores, y eso se debe a que la gente tiene muy poco tiempo. No podemos seguir publicando ciencia a menos que la gente esté haciendo investigación de simulación y la innovación, la revisión por pares de otros manuscritos, y servir como editores de revistas!

Cada vez se presta más atención a la cuestión de la Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI) . ¿Qué papel desempeñan las estrategias de DEI en la revista que diriges?

Se trata de un tema muy importante para nosotros, y también para mí personalmente. No cabe duda de que el mundo académico ha estado históricamente reservado a unos pocos, y no ha habido diversidad en ese mundo. Creo que cuando empecemos a corregir esta situación y a lograr un cierto equilibrio, tendremos la oportunidad de asegurarnos de que las diferencias de perspectiva nos ayuden a impulsar nuestro pensamiento y a hacer avanzar el campo. La representación es importante en sí misma, pero también lo es que la diversidad nos hace más reflexivos, más perspicaces, más críticos y, por tanto, más productivos y aventureros como sector. Actualmente estamos aceptando propuestas para nuestra colección especial sobre Equidad, Diversidad, Accesibilidad e Inclusividad en AiS (https://www.biomedcentral.com/collections/EDAI) , y ya tenemos algunas contribuciones fantásticas que nos están ayudando a todos a pensar de forma diferente. Necesitamos y queremos más.

¿Tienes algún consejo para quienes aspiran a convertirse algún día en redactor jefe de una revista científica?

Yo diría que mi mejor consejo es participar lo antes posible en el proceso de publicación académica. Lea todo lo que pueda en la literatura académica. Colabore con otros colegas en proyectos de investigación y redacción. Ofrécete voluntario como revisor y haz saber que estás interesado en aprender más sobre el proceso. Pida opiniones sobre sus revisiones, dígale a su editor que quiere convertirse en editor asociado con el tiempo. Es un gran privilegio: tengo mucha suerte de ser el editor jefe de Advances in Simulation.

Muchas gracias, Gabe, por esta charla. Realmente inspiradora. Y en nombre de todos nuestros lectores, te damos las gracias por compartir tus ideas y perspectivas.

LEER TAMBIÉN

Deja una respuesta

Suscríbete al newsletter

Todas las novedades SIM, directamente a tu email.
Recibe mensualmente las mejores investigaciones, noticias e historias sobre simulación sanitaria

Join our newsletter