Shop

Silvia Bressan, entre la clínica y la simulación

Redazione SIMZINE
Cite Silvia Bressan, entre la clínica y la simulación icon
Share Silvia Bressan, entre la clínica y la simulación icon
$title

Llena de entusiasmo e ideas, Silvia Bressan cuenta cómo la formación y la investigación en simulación forman parte de su vida profesional.

Pediatra con gran interés en traumatología y urgencias. Una beca de investigación en Australia y luego en Israel. Múltiples proyectos científicos nacionales e internacionales y una gran red de contactos con instituciones e investigadores extranjeros. Profesora asociada en la Universidad de Padua, donde anima el grupo de simulación SIM Dream que ayudó a fundar. Durante años ha dedicado gran parte de su tiempo a la simulación, desde la formación hasta la investigación, publicando en revistas internacionales. Silvia Bressan es la única mujer en la mesa ministerial sobre simulación. La llamamos por teléfono y le hicimos 10 preguntas + 1 para conocerla mejor. Seria y a la vez astuta en sus respuestas, Silvia se define a sí misma como una “research puppy” y nos ha inspirado con lo que cuenta de sus compañeros a los que aprecia.

1. SZ: empecemos con una pregunta sencilla para romper el hielo: ¿prefieres la clínica, la docencia o la investigación?

¿Y esta la llamas una simple pregunta? Oh, Dios mío, ¿qué debo esperar de las próximas preguntas? Digamos que me cuesta imaginarme sin una de estas facetas, pero ante todo soy médico. Entonces, en cuanto a la clínica, prefiero las urgencias pediátricas y en cuanto a la enseñanza, ¡gana la enseñanza con simulación! Para la investigación, he estado involucrada en la investigación clínica durante años, e incluso si me siento como un «research puppy» en la investigación de simulación, el entusiasmo es muy alto.

2. SZ: ¿Cómo compaginas tu profesión con ser madre?

Con tanto esfuerzo aderezado con un sustrato de culpa, que se calma cuando pienso que si no hiciera la profesión que hago sería aún más insoportable… y luego con la ayuda fundamental del santo hombre con el que llevo compartiendo alegrías y tristezas desde hace años y quien es un muy buen papá!

3. SZ: ¿Cuál es tu límite en las relaciones profesionales?

¡Ojalá solo tuviera un límite en esta área! Tengo demasiados para enumerarlos. Cuando puedo, reconozco que me «escondo» para intentar completar demasiadas cosas que siempre tengo pendientes. Y aquí se abriría el gran capítulo sobre el exceso de entusiasmo y la eficiencia en el trabajo. Pero por favor no me hagas ninguna pregunta sobre esto, «de lo contrario te responderé ‘solo en presencia de mi psicólogo» ☺

4. SZ: Anteriormente, te llamaste a tí misma una «research puppy» en la simulación. ¿Qué significa?

Significa que, aunque estoy involucrada en la investigación clínica desde hace mucho tiempo, sólo en estos últimos años he empezado a ocuparme de investigación en simulación, por lo que me siento un poco como un cachorro, lleno de entusiasmo e ideas, animado, pero necesitado de crecer y madurar en este campo. Es por esto que fue fundamental trabajar de inmediato en proyectos multicéntricos con colegas y amigos nacionales e internacionales con gran experiencia en el campo.

5. SZ: Un investigador es aquel que se hace preguntas y busca las respuestas a sus preguntas. ¿Qué preguntas te haces?

Bueno, todo tipo de preguntas. Y la respuesta incluso a preguntas simples a menudo se traduce en «investigación», incluso fuera del campo de la medicina. Con respecto a la investigación de simulación, las dos preguntas principales que estoy y estamos tratando de responder con colegas y amigos en el grupo son: (1) cómo mejorar la gestión del paro cardíaco pediátrico (ya que el manejo a menudo no sigue las recomendaciones de las guías) y, ( 2) cómo utilizar mejor la realidad virtual para enseñar la gestión de urgencias pediátricas. Algunos trabajos ya han visto la luz, mientras que otros están in progress y esperamos que sean publicados.

6. SZ: Como investigadora, ¿piensas que es más importante tener un excelente «factor de impacto» o «factor de influencia«?

Permíteme agregar un parámetro fuera de la caja que creo que es muy importante, o sea, el «factor de calidad/satisfacción». Con esto me refiero al equilibrio entre la capacidad de producir investigaciones relevantes y de alta calidad y obtener satisfacción de los proyectos que se realizan o en los que se participa. Hay casos en los que el resultado y rendimiento de un proyecto puede no ser igual al esperado en cuanto a calidad y pertinencia, pero elementos como el buen trabajo en equipo, el crecimiento profesional, la superación de algunos obstáculos o retos particulares, son fuente de gran satisfacción para el investigador.

7. SZ: Si pudieras cancelar cualquier experiencia negativa en tu carrera, ¿cuál sería?

Impulsivamente diría algunos proyectos en los que he estado involucrada, que han sido extremadamente duros para concluir y agotadores debido a una planificación/programación inadecuada. Pero entonces, si lo pienso mejor, borrar estas experiencias me privaría de importantes lecciones que pude sacar durante estos fatigosos viajes y que resultaron ser preciosas para mi trabajo posterior. Es cierto que puede haber métodos más efectivos para aprenderlos, pero quién sabe cómo hubiera sido si no hubieran existido estas experiencias… es fundamental anticiparse a los posibles retos, simulando diferentes escenarios, y comprobar la pericia y la profesionalidad de las personas que tienen roles clave dentro de un proyecto.

8. SZ: Y si hoy tuvieras que empezar de cero, ¿cuáles serían las 3 primeras cosas que harías?

Practicaría un deporte de equipo. Me gustaría aprender a través de la simulación ya en la universidad. Anticiparía la experiencia en el extranjero ya durante los estudios universitarios.

9. SZ: ¿Cómo ves la simulación en Italia en el futuro?

Imprescindible y en crecimiento, como herramienta fundamental para garantizar una atención de alta calidad y garantizar la seguridad del paciente. Creo que ahora es el momento oportuno para el reconocimiento formal y el desarrollo de este método de formación, incluso en contextos que han invertido menos a nivel institucional. Junto a los excelentes centros de simulación italianos, existen algunas realidades en las que la simulación se lleva realizando y practicando desde hace años sin un reconocimiento formal de la carga educativa de los facilitadores, y/o inversión en los recursos que serían realmente necesarios para dar respuesta a necesidades reales de formación. Creo que el establecimiento, por primera vez, de una mesa de trabajo ministerial dedicada a la simulación es un catalizador importante para promover y fomentar el uso de la simulación de calidad de una manera más generalizada en nuestro país.

10. SZ: Bueno, eres la única mujer que se sienta en la Mesa de Trabajo sobre la simulación que el Ministerio de Salud acaba de instalar. Habrá una razón. ¿Cuál es en tu opinión?

Bueno, se necesitaba a alguien para salvar a la Mesa de Trabajo de posibles ataques de los comités de igualdad de oportunidades y luego los cachorros, en cualquier área, ¡son un poco irresistibles! ☺

10+1. 10 + 1. SZ: La pregunta del «zine», en definitiva, la pregunta incómoda: ¿tres nombres de compañeros que aprecias especialmente?

Pregunta muy incómoda, o tal vez no… Tuve la suerte de trabajar con muchos colegas más experimentados, más maduros o más jóvenes en diferentes partes del mundo y reducir los nombres a tres realmente significa hacer mal a alguien, también porque hay colegas que aprecio mucho por aspectos muy diferentes.

Sin embargo, hay tres categorías de colegas que aprecio especialmente:

– Los mentores, los verdaderos. Los que te enseñan y guían con profesionalismo, honestidad y respeto, con su ejemplo y su humanidad, que se alegran genuinamente de tus éxitos porque saben que también son los suyos.
– Colegas curiosos y entusiastas, de verdad, porque incluso después de los malos días siempre estarán en primera línea para los pacientes, para la formación o para la investigación y podrán contagiar a quienes les rodean permitiendo los cambios e innovaciones necesarios para mejorar la atención sanitaria.
– Los mentees, los jóvenes compañeros a los que mentoreas en varios niveles, porque desde los más jóvenes se aprende mucho, mucho más de lo que pensaba. Porque el compromiso, la honestidad profesional, la seriedad, la determinación no deben darse por sentado, sino que deben valorarse y cultivarse.

SZ: Grazie mille por tu tiempo, Silvia.

Ciao e buon lavoro.

Deja una respuesta

Suscríbete al newsletter

Todas las novedades SIM, directamente a tu email.
Recibe mensualmente las mejores investigaciones, noticias e historias sobre simulación sanitaria

Join our newsletter